olimpiadas londres

apuestas calientes

El fin de las “apuestas calientes”

Entendemos por una apuesta caliente a aquellas apuestas que se realizan mientras el evento aún está celebrándose. Según los nuevos reglamentos presentados por el ministerio de Economía y Hacienda  las apuestas deberán finalizarse antes del inicio del evento deportivo. Y en el caso de que fuera múltiple antes de que concluya el primer partido incluido en la apuesta

Esta decisión intenta proteger a los jugadores de la presión a la que son sometidos cuando apuestan en caliente. Y no va a gozar de la simpatía de las casas de apuestas ya que es el sistema que les  proporcionaba las máximas recaudaciones

Esta nueva normativa también regulará el importe máximo que pueden obtener las casas de apuestas y cuanto puede apostar un jugador. Se ven de forma particular cada modalidad de juegos y apuestas

fotografia de apuestas calientes

Así si hablamos de poker. Un jugador sólo podrá apostar diariamente el 75 % de su bankroll de juego y el total de apuestas por mes y mano nunca superará el resultado de multiplicar por 30 la ciega grande inicial.

Asimismo un jugador no podrá ingresar en un casino o casa de apuestas más de 600 euros diarios. El límite semanal será de 1.500 euros y el mensual de 2.000 euros.  Aunque estas cantidades son orientativas y dependerán de si se juega con sin límite, con límite o con bote limitado.

La CNJ se reserva el derecho de limitar un juego en cualquier momento y solo admite 3 tipos de póker como oficiales: Texas Hold?em, Omaha y Stud.

Los jugadores de bingo también tendrán que enfrentarse a una normativa similar en el que se limita desde la cuota de participación de una partida hasta el número máximo de cartones. Y por supuesto también los premios.

La hípica y las apuestas deportivas tampoco se escapan de pasar por tan estrictas reglas, cada casino o casa de apuestas tendrá que solicitar una licencia y comprometerse a acatar estas normas.  Así como pagar los impuestos y tasas de juego. Las licencias tendrán una duración de cinco años prorrogables y estarán condicionadas  a la apertura del negocio al menos durante las tres quintas partes de su periodo de vigencia